¿Cómo iluminar correctamente una oficina?

¿Cómo iluminar correctamente una oficina?

Las oficinas son uno de los espacios que requieren tener más iluminación, pues esto contribuye a que las personas sean más productivas.

Hacer un reconocimiento del espacio

Lo primero que debes hacer cuando planeas la iluminación de una oficina es hacer un reconocimiento del espacio, localizando ventanas y los espacios en los que es más adecuado ubicar los diferentes elementos para que la iluminación fomente la productividad.

Se debe tener en cuenta que la iluminación no es la misma si se trata de una oficina sin ventanas a una que tenga iluminación directa, proveniente del sol.

Es importante que tengas en cuenta que existen diversos tipos de iluminación para oficina, estos son:

Luz natural: es la luz que proviene del sol y que entra al espacio por medio de las ventanas, este tipo de iluminación se debe aprovechar al máximo porque evita grandes que los costos aumenten y además ayuda a cuidar el medio ambiente.

 Luz general: es la iluminación artificial que aporta una luz uniforme a toda la oficina.  

 Luz focalizada: es la iluminación que permite aportar una mayor cantidad de luz a zonas específicas.

 Luz ambiental: permite resaltar los elementos decorativos que se encuentran en la oficina.

Algunas recomendaciones para iluminar correctamente la oficina son:

Es ideal que ubiques el escritorio en el que podrás tu ordenador, cerca de una ventana.

Para una mejor iluminación deberás colocar lámparas de pie a un metro aproximadamente de cada lado del monitor de la computadora.

Ubica sobre el escritorio una lámpara para generar luz focalizada cuando lo requieras.

La iluminación del techo para la oficina debe ubicarse en los costados del lugar de trabajo para que incida de forma transversal.

¿luz blanca o amarilla para oficina? Las luces blancas son ideales para las oficinas ya que aumentan la productividad y la concentración.

iluminacion led oficina

¿Cuánto tiempo estarán encendidas?

Debes también evaluar la cantidad de tiempo que necesitas tener encendidas las bombillas, ya que si deben estar prendidas durante mucho tiempo lo ideal será optar por una iluminación LED para oficina.

Iluminar con tubos LED tu oficina, tiene múltiples ventajas, entre las que se encuentran:

Son más durables que los demás tipos de lámparas, pues los tubos LED tienen una vida útil de aproximadamente 50.000 horas.

Son más resistentes a los golpes, a las vibraciones y a las temperaturas altas y bajas.

Los tubos LED funcionan de inmediato, mientras que los fluorescentes demoran más en iluminar.

Son energéticamente más eficientes, pues convierten el 95% de la energía que reciben en luz.

Distribuyen la luz de manera más eficiente.

No contienen elementos tóxicos que puedan perjudicar el medio ambiente.

Reducen las emisiones de CO2 en un 86% aproximadamente.

Elegir bien el tipo de LED

Antes de comprar tubos LED, debes tener claro que existen diferentes tipos, entre los que se encuentran:

Tubos T8: son los que más se utilizan en zonas industriales y garajes.  

Tubos T5: se usan principalmente en lugares que no cuentan con mucho espacio, debido a que son más estrechos que los demás tipos.

Tubos 2G11: se utilizan generalmente en instalaciones industriales y cocinas domésticas.

Tubos G10q: debido a su forma circular, la luz se distribuye a 360°.

Es importante también que tengas claro la cantidad de luz adecuada para cada espacio de la oficina:

En las zonas administrativas y en las mesas de trabajo se recomienda un nivel de iluminación de 400 a 700 lux.

En las zonas en las que se hagan diseños y en las mesas de dibujo se recomienda que el nivel de iluminación sea de 600 a 1500 lux.

El nivel de iluminación general recomendado de las salas de juntas y de reuniones es de 200 a 350 lux.

Las lámparas de mesa que se ubiquen en las salas de reuniones y en las salas de juntas deberán tener un nivel de iluminación de entre 400 y 700 lux.

El nivel de iluminación mínimo para las zonas de archivo debe ser de 100 lux.

La iluminación de los pasillos de la oficina debe tener un niel de entre 150 y 500 lux.

Después de elegidos los tubos LED, podrás sustituir los que tenías anteriormente en la oficina, mediante los siguientes pasos:

1.       Cortarle el paso de la corriente eléctrica a la lámpara.

2.       Extraer la carcasa protectora si la hay y luego retirar los tubos fluorescentes.

3.       Retirar la placa que posee la luminaria.

4.       Inhabilitar los transformadores y el partidor (cebador), ya que los tubos LED no requieren de estos para funcionar; para hacerlo, deberás cortar los cables que están conectados a estos.

5.       Anular los elementos de enganche de uno de los lados, dividiendo los cables que salen de estos.

Si en el extremo contrario quedan 4 cables, se procede a unir 2 a 2 y conectarlos a la clema que llevan los cables de la energía. En caso ser para una luminaria de un solo tubo, no se deben unir los cables sobresalientes de enganche, por el contrario, se conectan uno a un extremo de la clema y el otro al otro extremo.

6.       Ubicar la placa en su lugar, luego se debe insertar el tubo circular LED y colocar de nuevo la carcasa protectora si la posee.

Leave Your Comment