Funciona la Luz Ultravioleta UVC para Desinfectar?

Funciona la Luz Ultravioleta UVC para Desinfectar?

LUZ  ULTRAVIOLETA

La luz se produce al hacer fluir la electricidad atravesando un gas inerte y un poco de mercurio.

Como resultado, se obtiene luz ultravioleta, no visible al ojo humano. Para poder ser visible, se recubre el interior de la lámpara o emisor con fósforo. Este fósforo es el que produce la luz visible para nosotros al absorber los rayos ultravioletas

   En base a su longitud de onda la luz ultravioleta (UV en adelante) se divide en 3 tipos, UVA, UVB y UVC

TIPOS DE  LUZ ULTRAVIOLETA 

UVA:

(desde 315nm hasta 400nm) Nuestras linternas se mueven dentro de esa longitud de onda (la Convoy S2 UV es de 365nm). Es capaz de penetrar en nuestra piel, por ello ésta ha desarrollado mecanismos de control del UVA y por tanto no es muy perjudicial, siempre y cuando las dosis recibidas no sean excesivas

UVB:

(desde 280nm hasta 315nm) A pesar de tener una mayor energía que los UVA no penetra tan profundamente. Nuestra piel no está bien protegida contra la radiación UVB, debido a que tan solo una pequeña cantidad nos llega a través de la capa de ozono. La radiación UVB «quema».

UVC:

(desde 200nm hasta 280nm) Este tipo de UV producida artificialmente se ha utilizado con éxito como germicida y bactericida durante décadas y actualmente es llamada UV-GI, abreviación internacional de «Irradiación germicida ultravioleta».

¿Por qué se utiliza la UVC en lámparas?

La UV-C producida artificialmente puede matar microorganismos, como bacterias, virus y otros patógenos, o impedir su desarrollo, y proporciona una alternativa sin sustancias químicas a otros métodos de desinfección, como el uso de cloro. Debido a su efectividad y a sus ventajas, la UV-C se está utilizando en una gama de aplicaciones cada vez mayor. Se utiliza, por ejemplo, para la desinfección en estaciones depuradoras de aguas residuales, laboratorios, sistemas de aire acondicionado e, incluso, piscinas y acuarios, así como en distintas etapas de los procesos industriales de alimentos y bebidas. La UV-C también se utiliza en entornos médicos y hospitalarios para la esterilización de instrumentos, superficies de trabajo y aire.

¿Son seguras las lámparas UVC?

Las lámparas UV-C llevan décadas utilizándose y el número de incidentes conocidos causados por exposición accidental o uso incorrecto es limitado. Su utilización ha permitido proteger la salud humana mediante el saneamiento del agua, el aire y las superficies y evitando que las personas se contaminen. Sin embargo, hay pocos estudios sobre la exposición de las personas en condiciones normales de utilización. También son insuficientes los datos sobre la exposición a largo plazo a la UV-C de las lámparas. La UV-C, como el resto de longitudes de onda de luz ultravioleta, se considera cancerígena para los seres humanos, pero no hay datos suficientes para realizar una evaluación cuantitativa del riesgo de cáncer derivado de la exposición a las lámparas UV-C.

Al no contar con la  información suficiente, se recomienda que las personas

NO DEBEN exponerse directamente a estos  rayos de luz  ultravioleta ya que puede dañar los ojos  o la piel con quemaduras.